La dispepsia es el término utilizado por los profesionales para referirse al conjunto de síntomas que se dan cuando una persona sufre de gastritis o de reflujo gastroesofágico.

Causas de la dispepsia

Las causas de la dispepsia pueden ser variadas. Algunos pacientes la experimentan después de haber llevado a cabo una comida excesiva o tras la ingesta de algunos medicamentos que pueden tener asociados algunas lesiones en la mucosa gástrico. Entre los medicamentos más habituales se encuentran la aspirina o los antiinflamatorios.

Además de estas causas, también existen otras asociadas como es el estrés, la ansiedad o la depresión. Por otro lado, también puede ser causada por la ingesta de algún alimento picante o muy grasientos, así como verse derivados en base a otros problemas como puede ser una úlcera.

Tratamiento para la dispepsia

La dispepsia puede tener diferentes grados de molestia. Si la molestia no se produce con cierta frecuencia, realmente no hace falta ni acudir al especialista debido a que estos, irán desapareciendo con el paso del tiempo. Sin embargo, si esta molestia es continua, dolora y no va a menos con el paso del tiempo, hay diferentes fórmulas que se pueden seguir para acabar con ella.

En primer lugar, una dieta. La gran mayoría de los casos asociados a la dispepsia, suele ser por algún problema con la comida. En este sentido y con respecto a esta dieta, se recomienda que se realicen comidas que sean bajas en grasas y en calorías y por supuesto, reducir la cantidad de las mismas.

Así mismo, se pueden recetar antibióticos para erradicar el Helicobacter pylori, ya que esta bacteria, puede ser la causante de esta dispepsia.

Por último, se pueden administrar medicamentos menos agresivos y que sirvan para reducir el ácido, como por ejemplo el omeprazol, uno de los más populares entre aquellos que gustan de llevar a cabo grandes comidas.

Y en cualquier caso, como siempre te recomendamos, lo mejor es que acudas a tu médico para que te haga un diagnóstico y te indique el tratamiento más adecuado para tu caso.

Via | cosasdesalud