La obesidad cada vez es más frecuente en nuestro país. Fruto de un ritmo de vida acelerado, el consumo de bebidas azucaradas, comidas rápidas y bollería industrial, pasa factura en nuestro cuerpo con unos kilos de más. Si quieres disfrutar de un estilo de vida más sano, lo más saludable, es perder peso. El ejercicio o una dieta equilibrada, nos puede ayudar a conseguirlo, sin embargo, la solución a veces no es tan fácil como la pintan y por ello, es importante conocer las principales operaciones que existen para adelgazar.

Además de poder orientarte con las operaciones que te vamos a poner, te recomendamos leer más información acerca de como perder peso en la página web de adelgazar y salud, para así disponer de información de calidad. Empezamos.

Principales operaciones para adelgazar

Entre las operaciones más demandadas para reducir peso están:

El balón gástrico

Una de las operaciones más populares y que mejores resultados ofrecen, es la del balón gástrico. Se trata de una operación sencilla, mínimamente invasiva que consiste en la introducción de un balón especial, dentro del estómago, que se puede inflar hasta conseguir el tamaño deseado.

La función de este balón gástrico, es la de confundir a nuestro cerebro, provocando una falsa sensación de plenitud, por lo que, al estar el estómago más ocupado, tenemos menos ganas de comer y, por lo tanto, nos saciamos con una mayor facilidad.

Este balón puede ser más grande o pequeño, dependiendo de cuanto queramos adelgazar y una vez logrado el propósito, perfectamente nos podemos deshacer del mismo.

La manga gástrica

La operación con manga gástrica, también se encuentra entre las más populares, tanto por su sencillez, como por sus buenos resultados.

Estamos ante una operación bastante segura y muy recomendada para aquellas personas que padezcan sobre peso. Mediante esta operación, lo que hacemos es extirpar un porcentaje de parte del estómago para hacer que este, tenga un tamaño más pequeño y, por lo tanto, menos capacidad.

Cuando reducimos el estómago, estamos reduciendo a su vez la producción de grelina, la hormona encargada de producir la sensación de apetito, por lo que una vez más, tendremos menos ganas de comer y por supuesto, nos saciaremos mucho antes.

La banda gástrica

Con la intervención con banda gástrica, colocaremos un anillo en la parte superior del estómago. El objetivo que se pretende conseguir con esto, es reducir el espesor del conducto por donde entra la comida al estómago.

Gracias a esto, conseguiremos que los alimentos pasen mucho más lentos al estómago, para luego distribuirse dentro del mismo. El resultado será que la persona comerá mucho menos y, por lo tanto, podrá bajar de peso con una mayor facilidad.

Para poder adaptar esta banda a cada persona, esta cuenta con una cavidad inflable para que se pueda ajustar sin ningún tipo de problema a cada uno.

En definitiva, son diferentes operaciones para adelgazar, muy poco invasivas, que nos permitirán adelgazar una gran cantidad de kilos en muy poco tiempo, a través de unos procedimientos bastantes seguros para nuestro organismo.

Via | cosasdesalud