La alimentación es uno de los factores más importantes que tenemos que cuidar, debido a que directamente de esta, dependerá nuestro buen estado de salud. Más allá de seguir una dieta sana y equilibrada, es necesario tener en cuenta algunos conceptos que nos permitan entender la importancia de la seguridad alimentaria. Vamos a darte una serie de normas básicas alimentarias para que siempre las tengas en cuenta en tu cocina, por el bien de los tuyos.

Consejos de seguridad alimentaria

Lo que siempre debes tener en cuenta para evitar problemas de salud con la alimentación es:

Jamás limpies los huevos

Por muy sucio que se encuentre un huevo, nunca lo laves. Esto es debido a que la cáscara del huevo es porosa y si la limpiamos, estaremos humedeciéndola y por lo tanto facilitando el paso a las bacterias que puedan traspasar la misma, con el fatal desenlace para el interior del huevo y por supuesto, para nuestro organismo.

No descongeles a temperatura ambiente

De la misma forma que sucede con la limpieza del huevo, si descongelamos a temperatura ambiente, corremos el riesgo de que la comida se contamine de bacterias. Sabemos que es algo bastante habitual, pero es mejor descongelar en el frigo.

Mantén los paños de la cocina limpios

Estos paños son un sumidero de bacterias, que se acumulan con la suciedad y con el paso del tiempo. Habitualmente estos paños se utilizan para limpiar las superficies donde comemos y también para secar los platos. Para no contaminar con las bacterias todos estos elementos, hay que asegurarse la limpieza de estos.

Utiliza diferentes utensilios

A la hora de cocinar, es recomendable utilizar diferentes utensilios, si estamos tratando con alimentos para consumir y alimentos crudos a la vez. Seguramente te parezca un rollo tener que lavar más cubiertos, pero si utilizamos los mismos cuchillos en varios de estos alimentos, podemos producir una contaminación cruzada, poniendo en peligro la comida que se encuentre cocinada.

Lava bien las frutas y verduras

A la hora de consumir frutas y verduras, sobre todo si las vas a tomar crudas, es importante lavarlas bien, preferentemente con el chorro del agua corriente del grifo y sin utilizar jabón, así nos aseguraremos que en su superficie no queda ningún resto de sustancias que puedas ser perjudiciales para nuestra salud.

Cocina bien los alimentos

Al cocinar los alimentos nos aseguramos de eliminar los posibles microorganismos que pudieran estar presentes en ellos. Para ello es importante que al cocinarlos se alcance una temperatura como mínimo de 70 ºC en el centro del alimento. Además es muy importante consumirlos inmediatamente después de haber sido cocinados.

Via | cosasdesalud