Uno de los mayores problemas que acusan muchas personas en verano, es el poder dormir con normalidad. Propiciado en gran medida, por las altas temperaturas, la hora de dormir se convierte para muchos en un suplicio. En este artículo, vamos a tratar algunos consejos para poder dormir mejor en verano.

Qué tener en cuenta para poder dormir bien en verano

Para poder tener un buen descanso debes seguir estos consejos:

Ojo con la siesta

Si eres de los que gusta echar la siesta después de comer, te recomendamos que esta no sobrepase los 20 minutos de duración. Si superas ese tiempo, es bastante probable que llegues a alterar tu ciclo de sueño y, por lo tanto, tener dificultades adicionales a la hora de dormir.

No bebas en exceso por la noche

Aunque en verano debemos de cuidar más que nunca nuestra hidratación, si bebemos en exceso durante la noche, provocaremos más de una peregrinación al baño, provocando, por lo tanto, una peor calidad de sueño.

La relajación, fundamental

Si tienes problemas para dormir en verano, prueba con algunos ejercicios de relajación antes de meterte en la cama.

Realizar algún ejercicio de respiración, puede llegar a tranquilizarnos lo suficiente y por lo tanto, ayudarnos a la hora de conciliar el sueño.

Aleja el móvil

Un error bastante frecuente que cometemos a la hora de dormir, es revisar el teléfono en la cama. Olvídate de echar un último vistazo a tus redes sociales, ya que, si utilizas el teléfono, lograrás despertar tu atención y, por lo tanto, tener dificultades a la hora de conciliar el sueño una vez finalizada la tarea.

Enfría la habitación

Si el principal problema que te impide dormir es el calor, lo mejor es enfriar un poco la habitación antes de ir a dormir.

Para ello, puedes poner en marcha tu aparato de aire acondicionado, ventilador o simplemente, abrir la ventana, además de usar ropa de cama adecuada. De esta forma, cuando vayas a la cama, esta estará mucho más fresquita y te encontrarás con una sensación agradable que te ayudará a dormir.

Via | cosasdesalud