Dormir es uno de los hábitos en el que más tiempo invertimos a lo largo de nuestra vida. El ser humano por su naturaleza, necesita dormir, es algo que no se puede negociar, por lo que las horas de sueño, son realmente importantes para poder descansar bien y prevenir enfermedades. Si dormir bien ya de por sí es necesario para todos, esto tiene una mayor importancia cuando estamos hablando de los más pequeños, puesto que estos se encuentran en edad de desarrollo y es cuando son más vulnerables a toda clase de problemas.

Precisamente por este motivo, si nos preocupa la salud de nuestros hijos, lo mejor es invertir en colchones de cuna de calidad para que puedan descansar con el mejor de los cuidados. Hoy en día, la tecnología ha evolucionado mucho y es capaz de ofrecer colchones revolucionarios, diseñados para los más pequeños, tanto de cuna, mini cuna como para niños un poco mayores, que cuentan con propiedades especiales y así prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades.

Evita la plagiocefalia en el bebé usando colchones Ecus care

Estos colchones, cuentan con el certificado sanitario Ecus care, que los acreditan como especialmente diseñados para prevenir la plagiocefalia.

La plagiocefalia es la deformación que se puede dar en el cráneo de los bebés cuando estos se encuentran en posición supina. Para ello, un colchón preparado a tal efecto, evitará este tipo de problema, protegiendo al bebé, todo el tiempo que se encuentre acostado.

Por otro lado, es importante disfrutar de un colchón que cuente con el certificado OEKO-TEX. Gracias a este certificado, nos aseguramos de que el colchón está exento de consecuencias tóxicas, por lo que también es mucho más seguro para nuestro bebé.

Via | cosasdesalud